Archive for the ‘Más películas’ Category

‘Los que se quedan’, “una nostalgia permanente”

Saturday, October 3rd, 2009

Entrevista en La Vanguardia, con Juan Carlos Rulfo.

“Tengo 45 años. Nací en Ciudad de México y vivo en un pueblito con Valentina y nuestros dos hijos. Me licencié en Ciencias de la Información y Dirección Cinematográfica. Siento una decepción profunda de la política, y de la mexicana en particular. Creo en una fuerza espiritual”.

Ima Sanchís

—¿Cuál ha sido el mayor impacto de su vida?
—La muerte de mi padre.

—¿Qué edad tenía usted cuando murió Juan Rulfo?
—Veintidós años. Aprendí a dar valor a las cosas, entendí que la vida no es para siempre, que la gente se va y tienes que valerte por ti mismo.

—Y cuando murió su padre, usted fue a buscarlo en sus raíces…
—Yo estaba estudiando, pero no sabía muy bien qué iba a hacer con mi vida. Fue entonces cuando mi madre me dijo: “¿Por qué no te vas al sur de Jalisco a ver qué te cuentan de tu padre antes de que se mueran todos?”.

—”Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo”.
—Así empieza el libro que hizo famoso a mi padre, Pedro Páramo, y así empezó mi propia historia. En Comala no encontré nada de él, halle abuelos que me contaron su propia historia; pero al final uno se conoce a través de las historias de los otros.

—Somos como espejos.
—En aquellos abuelos descubrí una manera de contar que tenía mucho que ver con mi padre, sus palabras describían cuentos que no estaban escritos. Empecé a dar valor a la tierra, a la palabra, al tiempo, a la espera, al escuchar. Ellos hacían eso, sabían esperar a que el recuerdo viniera, a que las palabras llegaran; pero todo eso lo comprendí diez años más tarde.

—¿Después de estudiar cine?
—Sí, porque entonces yo andaba buscando historias importantes, cosas trascendentales sobre la vida de mi padre. Grabé diez horas de entrevistas y las dejé dormir hasta que entendí que escuchar a aquellas personas era como escuchar a mi padre, todos ellos eran mis padres. Y a través de ellos también descubrí a mi abuelo, un personaje del que nunca nadie me había hablado.

—¿Qué tenían que ver esos abuelos con su abuelo?
—Eran sus peones. A mi abuelo lo mataron de un tiro por la espalda cuando mi padre tenía 5 años. Y mi padre vivió veinte años en un orfanato. Eso le hizo muy silencioso, callado, tímido. Eso le hizo ser quien fue. Un día, el arriero que cuidaba el ganado de mi abuelo lo dejó entrar en la siembra y mi abuelo se enfadó. El hombre bebió, se envalentonó y lo mató.
(more…)

Emilio Martínez Lázaro: “Todo el que se sienta aludido que levante el dedo”

Thursday, October 18th, 2007

17100713r.jpg

Entrevista en El Diario Vasco con Emilio Martínez Lázaro, director de Las 13 rosas, “una dramática historia sobre unas mujeres detenidas en el Madrid de la entrada de los nacionales, y fusiladas tras ser acusadas injustamente de colaborar en un inexistente atentado contra Franco”:

• Por T. Flaño/E. Mingo

Las 13 rosas, octubre 2007.

(more…)

‘Historia trágica con final feliz’

Tuesday, August 28th, 2007

Regina Pessoa

El pingüino emperador que baila claqué

Monday, December 4th, 2006

041206HF.gif

El pingüino emperador (Aptenodytes forsteri: imponente, el más grande de todos los pingüinos) es el protagonista de la película de animación Happy Feet. Rompiendo el hielo.

El héroe, Mumble, un polluelo de emperador al que se le da muy mal cantar (imperdonable, en la peli), es, sin embargo, un gran bailarín… de claqué. Se estrena mañana.

‘Children of the Universe’

Friday, October 13th, 2006

James & The Rainbros.

José (‘Pepín’) Bello: “Federico… Federico… ¡Ah, Federico…!”

Thursday, July 6th, 2006

Entrevista en La Vanguardia con José (‘Pepín’) Bello, amigo de Lorca, Dalí y Buñuel.

«Tengo 102 años: nací el 13 de mayo de 1904, en Huesca. Vivo en Madrid desde 1915, año en que entré en la Residencia de Estudiantes. Tuve novias, pero nunca me he casado, ni he tenido hijos. ¿Política? Echo en falta el sentido común. ¿Dios? Creo que los creyentes aciertan: ¡me hubiese gustado creer…! Lo mejor de la vida es el amor».

Víctor-M. Amela

—¡Está usted espléndido!
—¡Uy, duermo poco, apenas una hora y media… ¡Un desastre!

—Ya me contará el secreto de tan lúcida longevidad…
—Pues no lo sé.

—¿Qué recuerdos guarda de su Huesca natal de hace un siglo?
—A mí me cautivaba ver las caballerías muertas en las cunetas, carnuzos putrefactos… A Buñuel le pasaba igual.

—¿Cuándo conoció a Luis Buñuel?
—En 1918, cuando Luis llegó a la Residencia de Estudiantes, en Madrid. Yo ya estaba allí desde 1915, desde mis 11 años…

—¿Qué hacia usted allí?
—Mi padre —ingeniero de caminos— me había enviado a estudiar el bachillerato, y yo vivía en la residencia. Y en 1919 llegará Federico, en 1921 llegará Salvador…

—Federico García Lorca, Salvador Dalí
—Cuando llega Federico no hay habitación para él y durante un tiempo lo instalan en la mía… Recuerdo que mientras yo estudiaba en mi mesa, él se sentaba en la cama muy tieso, con la espalda recta, las piernas cruzadas y encima un mazo de cuartillas… Y, con un lápiz y una goma, iba escribiendo…

[Un chien andalou. Francia, 1929]
(more…)

Animales

Wednesday, June 28th, 2006

Como diría Manolo Saco: “Meditación para hoy”.

‘Los pájaros 2’

Friday, June 23rd, 2006

“Hace unos años aquel gordo inglés nos descubrió. Pero esta vez la victoria será nuestra”.

‘Grizzly Man’

Wednesday, June 21st, 2006

2106068.jpg

De Timothy Threadwell, ecologista, amante de los osos, se dice que era un genio, un narcisista, un visionario, un loco. Su nombre real era Timothy Dexter. Cuatro meses al año y durante más de una década convivió con los grizzlies de una reserva natural de Alaska.

Los grizzlies, una subespecie de oso pardo que puede superar los 400 kilos, terminaron convirtiéndose en su obsesión: ¿puede un grizzly, el oso más feroz de entre los osos, entablar amistad con un humano?

2106069.jpg

Se podía. Threadwell estaba convencido de haberlo conseguido. Fundó la Grizzly People, estudió a los grizzlies, los filmó cara a cara una y otra vez, montones de veces. Todas esas cintas, casi cien horas de grabación, constituyen la base del documental Grizzly Man, estrenado en 2005 en Estados Unidos y en España, el pasado día 16.

La última escena de Timothy Threadwell, esa que nunca llegó a filmar, le costó la vida: murió decapitado, junto con su novia, por un oso.

• Tráiler del documental.

• Entrevista con el director, Werner Herzog:

“Treadwell no filmó su propia muerte porque la lente estaba cubierta por la tapa, pero sí quedó grabado el audio. Jewel le permitió escuchar la cinta. Le vemos a usted escuchar con auriculares y rompe en llanto. ¿Por qué decide no compartir esa experiencia con el público?”.

Los grizzlies de Threadwell.

(Gracias, JAB)

‘Por tu propio bien’

Monday, June 5th, 2006

El parto es nuestro. ¡Que nos lo devuelvan!, corto de Icíar Bollaín.

La directora concluye el rodaje de Mataharis, filme con tres mujeres detectives. “No llevan ni sombrero ni pistola, sino un bolso con pañales, la lista de la compra o una pareja a la que mantener a flote”.