Archive for the ‘Poemas’ Category

‘Conjugaciones’

Monday, October 4th, 2010

5 (después)
El futuro no es
una página en blanco
es una fe
de erratas.

8 (previsión)
De vez en cuando es bueno
ser consciente
de que hoy
de que ahora
estamos fabricando
las nostalgias
que descongelarán
algún futuro.

9 (plurales)
Hay
ayeres
y mañanas
pero no hay
hoyes.

Benedetti

Preguntas…

Wednesday, June 9th, 2010

Cuando veo de nuevo el mar,
¿el mar me ha visto o no me ha visto?

¿Por qué me preguntan las olas
lo mismo que yo les pregunto?

¿Y por qué golpean la roca
con tanto entusiasmo perdido?

¿No se cansan de repetir
su declaración a la arena?

Neruda. Libro de las preguntas

“No quiero que te vayas, dolor”

Monday, May 3rd, 2010

Después de Hernández, Machado. Después de Machado, Neruda. Después de Neruda, Salinas. Después de Salinas, hay muchos después…

Lo primero que leí de Salinas fue en primero de BUP. ¿“El defensor”? Bien pudiera ser. Sólo recuerdo que era un ensayo y que llegó el examen y no lo había leído. Tuvo delito, porque sabía que caería una pregunta. El comentario sobre la obra, lo recuerdo perfectamente, me lo inventé. No coló. El profesor me comunicó más tarde que todo lo demás muy bien, pero que a la obra de Salinas no le había echado ni un ojo. No tuve valor ni argumentos para defender lo contrario. No fue sólo que no me atrajo su lectura, es que lo dejé para después, y para después… y el después llegó cuando ya era demasiado tarde.

Años después, cuando descubrí la poseía de Salinas, y en especial ‘La voz a ti debida’ pensé: ¿y esto?, ¡cómo no nos mandó leer esto!…
No faltaron razones. José, Pepe —así le llamábamos todos—, nos daba Lengua, aunque en sus clases siempre se asomara, como un aire fresco, la Literatura. Todavía hoy, cuando me identifico y me recreo en algunos poemas de Salinas, recuerdo aquel libro que se me atragantó y a Pepe echándome la bronca. Sólo le faltó decir que no se esperaba eso de mí, aunque lo leí en sus ojos.

Pepe…, andaluz, espontáneo, simpático, grandote. Su entusiasmo, su entrega. Vivía lo que explicaba. Cuando se escribe, nos decía, hay que poner el alma. Es lo que mejor recuerdo, pero seguro que calaron muchas otras cosas. Que ahora no sepa nombrarlas no quiere decir que se hayan ido.

A Miguel Hernández, con quien tanto quiero

Thursday, February 25th, 2010

“Adiós, hermanos, camaradas y amigos
Despedidme del sol y de los trigos”, escribió Miguel Hernández en los muros de la cárcel poco antes de morir.

Con Miguel Hernández empecé a amar la poesía, y a Miguel Hernández regreso para seguir amándola.

El amor ascendía entre nosotros
como la luna entre las dos palmeras
que nunca se abrazaron.

No puedo olvidar
que no tengo alas,
que no tengo mar,
vereda ni nada
con que irte a besar.

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté,
escríbeme a la tierra,
que yo te escribiré.

Miguel Hernández, expediente

Y una buena noticia que alegra el día:
La familia de Miguel Hernández lleva al Supremo la nulidad de la condena: “El proceso sumarísimo contra Miguel Hernández ‘por rebelión contra el movimiento franquista’ se llevó a cabo el 18 de enero de 1940, cuando en apenas hora y media fue juzgado junto a otra veintena de presos y fue condenado a muerte por el Consejo de Guerra Permanente número 5, que posteriormente, el 25 de junio de 1940, le conmutó la pena por la inferior en grado de 30 años de prisión.

La Comisión y los herederos del poeta “queremos la anulación total de la sentencia y estamos dispuestos a llevarlo a todas las instancias que sean necesarias. Si hay que ir al Tribunal de La Haya, iremos”.

Retoñarán aladas de savia sin otoño,
reliquias de mi cuerpo que pierdo en cada herida.
Porque soy como el árbol talado, que retoño:
aún tengo la vida.

Espirítu del aire, colibrí

Sunday, January 17th, 2010

(Gracias, angel paris)

Semilla del sol
eres,
fuego
emplumado,
minúscula
bandera
voladora,
pétalo de los pueblos que callaron,
sílaba
de la sangre enterrada,
penacho
del antiguo
corazón
sumergido.

Oda al gato (Neruda)

Wednesday, December 21st, 2005

Los animales fueron
imperfectos,
largos de cola, tristes
de cabeza.
Poco a poco se fueron
componiendo,
haciéndose paisaje,
adquiriendo lunares, gracia, vuelo.

El gato,
sólo el gato
apareció completo
y orgulloso:
nació completamente terminado,
camina solo y sabe lo que quiere.

2112051.JPG
(more…)