La buganvilla

Sabía que las flores siempre son flor de un día. Respiró hondo, aspiró la brisa del mar que le llegaba a bocanadas desde la playa de Níjar. Carpe diem… Y entonces alguien pasó e hizo una foto. La inmortalidad existe pensó la buganvilla.

2 Responses to “La buganvilla”

  1. ATODAVELA says:

    Cerca de Níjar, en Mojácar, arriba en el pueblo, en lo que queda de lo que fue un pueblo de marineros, hace años había una buganvilla esplendorosa…

  2. Montse says:

    Pues fácil que aún esté ahí, pero ya no va a dar tiempo a comprobarlo… Otro día. Así nos indicas el camino;-)

Leave a Reply