Archive for January, 2010

Pan contra el hambre

Friday, January 29th, 2010

---

Y tú preocupao por cómo adelgazar,
pensando todo el día en esos kilitos de más.
Siéntate un ratito y ponte a pensar
en cómo viven y mueren los demás.

Hambre. El hambre. ¿Alguna idea?

“La de la ONG francesa Pan contra el Hambre. Sus voluntarios recogen por las panaderías todo ese pan duro, lo preparan como comida para animales, y el dinero de la venta lo destinan a proyectos de ayuda al Tercer Mundo”.

¿Y qué hacemos en España?

“Quise romperme las manos para no tocar más el piano”

Friday, January 29th, 2010

Entrevista en La Vanguardia con Lang Lang, pianista.

“Tengo 27 años. Nací en Shenyang (China) y vivo en Nueva York. Soy pianista. Estoy soltero: todavía no pienso en formar familia. ¿Política? Esforcémonos para que haya paz en el mundo. Creo en Dios, sea cual sea. Me gusta el fútbol que juegan el Barça y el Manchester”.

Víctor-M. Amela

—¿Qué significa Lang Lang?
—”Brillante y luminoso hombre educado”.

—Buen comienzo: ¿fue niño prodigio?
—Sí. A los 5 años di mi primer concierto de piano.

—¿Qué tocó?
—La variación Kabalevsky, un reto para alguien tres veces mayor que yo. Pero trabajé duro durante semanas: ¡quería hacerlo bien! Y me encantó el escenario, los focos, el aplauso: ¡ese día decidí que sería pianista!

—¿Quién le enseñó?
—Mis padres. Mi madre quiso ser bailarina y cantante. Mi padre quiso ser intérprete de erhu, violín tradicional chino. Pero la revolución cultural maoísta frustró sus estudios y sueños. Al nacer yo, los volcaron en mí.

—Quisieron que su hijo fuese músico.
—”El número uno”, repetía mi padre. Mi padre insistía en que eso está al alcance de quien se lo proponga. Para él, el rey de los instrumentos es el piano. Yo tenía apenas 2 años cuando llegó a casa un piano…

—¡Era un bebé!
—Cuando los repartidores deshicieron el embalaje, emergió ante mis ojos el objeto más hermoso que jamás había visto: ¡un piano vertical! Corrí a tocar sus teclas suaves, su madera lisa y reluciente… “Es todo tuyo”, me dijo mi madre. Lo abracé. Cuando llegó mi padre, lo tecleamos toda la madrugada.

—¿Dónde sucedía todo esto?
—En una habitación de un cuartel del ejército, donde vivíamos los tres. Mi padre trabajaba allí. Era la época de la política china del hijo único: no tengo hermanos.

—¿Y eso ha sido bueno o malo?
—Permitió a mis padres comprar un piano, pero no pude compartir emociones fraternas.

—¿Cuál fue su mayor influencia musical?
—Tom y Jerry.

—¿Perdón?

—El gato Tom y el ratón Jerry de los dibujos animados. Vi en la tele un episodio en que Tom, vestido de concertista, toca el piano, mientras Jerry le incordia. La pelea y la música se acompasan, acelerándose o remansándose: los piececitos de Jerry pulsan las teclas, los dedos de Tom se alargan…
(more…)

Hasta el cielo

Wednesday, January 27th, 2010

Nació solo. Quizás lo trajo el viento. Lo encontré un día por casualidad entre la hierba. Lo protegí de las heladas del invierno y del excesivo calor en verano. Lo mimé durante mucho tiempo. Tan pequeño era que tardé en descubrir cómo se llamaba. Después lo prendí en la tierra. Fue increíble. Empezó a crecer y a crecer como si tuviera toda la prisa del mundo por llegar al cielo. Nunca he visto crecer tan deprisa a un árbol. Era como si quisiera recuperar el tiempo en que permaneció prisionero en un tiesto. El olmo. Siempre que lo miro me parece un milagro.

Glo

Saturday, January 23rd, 2010

Nunca supe cómo eran sus ojos. Nunca escuché su voz. Cuando vi alguna foto suya, ya la quería. Aún me asomo a su casa: sólo entornó la puerta. A lo mejor es mentira… ¿También en el arco iris hay palabras escritas? Tengo tantas cosas que contarte, Glo.

Homenaje a Atahualpa Yupanqui

Thursday, January 21st, 2010

Actualización (10/02/10)

El próximo sábado 6 de marzo, a las 22:00, ronda de guitarreros de estilo cordobés, con ‘Los Dedos Mochos’.

nota‘Los Dedos Mochos’ (audición): Pa’ que sufra el condenao / Zambita catamarqueña.

___

Nos queda muy lejos, pero también muy cerca. Hay que contarlo.

Domingo 31 de enero, en Cerro Colorado, Córdoba (Argentina), homenaje a Atahualpa Yupanqui convocado por la Fundación que lleva su nombre. En el 102 aniversario del nacimiento de Héctor Roberto Chavero Aramburo, de padre criollo y madre vasca, don Atahualpa Yupanqui.

“Estarán presentes su hijo Roberto Chavero, Arturo Cevallos, Hugo Argañaraz, Federico Parducci, Adelfo Ravazza, el Coro Municipal de Brinkmann, Ricardo Carranza, el conjunto ‘Los Dedos Mochos’ y Marcelo Vena”.

Los caminos de Atahualpa Yupanqui, Martín Fierro de cable 2008.

Cuando vayas a los campos,
no te apartes del camino,
que puedes pisar el sueño
de los abuelos dormidos…

Unos son tierra menuda;
otros, la raíz del trigo;
otros son piedras dispersas
en la orillita del río
.

“Mi padre tenía… dos caballos, que quería mucho. Su mujer, dos caballos, tres hijos y cuatro baúles grandes con libros, bastante usados, muchos de ellos yo los he visto… cómo todavía leía desde Julio Verne hasta Salgari, Sandokán; todas esas cosas.

Pero en mi casa había otro tipo también de literatura que hacía que uno la prefiriera; por lo menos nosotros, y muchas otras gentes. Muchas otras gentes que teníamos un padre que se encargaba de eso…, de conversar, de comentar…, hasta en las bromas, en las sentencias, en los chistes… Sobre todo en las sentencias, formas que ayudan a la vida, moralejas… Todo se hacía en base a esas leyendas e historias de la vida agraria; nacional para nosotros, pero era sudamericana. Por eso aprendimos los vocablos primero del quechua, y las formas de los árboles, el respeto a los árboles”.

No le tiren a esa liebre,
cazadores de la tierra,
porque va a tener un hijo,
y busca la madriguera.

Sabio Yupanqui… Detrás de una guitarra, siempre hay un corazón.

Lhasa de Sela (1972-2010)

Wednesday, January 20th, 2010

Se lo robé a una mariposa. Seguro que me sabe disculpar.
Lhasa de Sela. “Allá adonde haya ido será a partir de ahora un lugar un poco mejor. Nos dejó mucho, su magia, su sensibilidad y sus canciones. Recordémosla con el sentimiento puro”.

Silvana y Benito

Tuesday, January 19th, 2010

Silvana y Benito

Recuerdo esta fotografía desde que tengo uso de razón. De cuando el fotógrafo hizo clic, se dice pronto, hará en noviembre cien años. Quizás menos: los novios, por entonces, no se hacían el retrato necesariamente el día de la boda. Me la regaló el pasado verano mi primo José María. Una de esas sorpresas con las que te adivinan el pensamiento y te tocan el corazón.

Ella era morena, más bien menuda; con carácter. Al menos yo la recuerdo así. A él lo imaginé muchas veces cuando me alzaba de puntillas para ver más de cerca este retrato con trajes inventados que aún permanece colgado en la pared del cuarto de estar de la que siempre fue su casa. Tenía los ojos claros. Nació en abril. Ella en febrero. Cuando se casaron, ella tenía 20 años; él, 22. Los dos nacieron en un pueblecito del Valle del Cerrato.

Tuvieron 7 hijos: Ángel, Vicente, Gregorio, Calixto, Benita, Daniela y Nicolasa. De los hijos de sus hijos, 24 nietos: Matilde, Ángel, Cristi, Félix, Carlos; Pilar, Vicente, Conchita, Angelines; Fernando, José María, María Ángeles, Mari Luz, Jesús; Benito, José Ángel, Jesús; Raquel, Petri, Álvaro, Antonio, Montserrat, Cirilo, Miguel Ángel.

De los hijos de sus nietos…. De los hijos de sus bisnietos… Lo malo de familias tan largas es que siempre hay alguno al que pierdes la pista. Por eso me obligo a veces a pronunciar en voz alta sus nombres. Todos ellos están de alguna manera en esta foto, en la que para siempre quedó atrapado el tiempo.

Aquel tiempo en el que mi abuelo Benito aún no tenía siete hijos, aún no había llegado el invierno, aún no había volcado su carro, aún no había muerto sin conocer a sus nietos.

Benito y Silvana. Román Mena. Raíces.

El cartel del peluquero y la mafia de la SGAE

Monday, January 18th, 2010

000

«’A partir de ahora, cuando vengas a la peluquería no olvides traerte la música de casa. ¡Ah! Y todo original’, reza con evidente sorna un póster en la puerta de la pequeña barbería Germans Caballé, en el Poblenou. El cartel muestra a una joven en una peluquería amueblada al más puro estilo Cuéntame con la cabeza bajo un secador con unos enormes cascos puestos y un globo de texto en el que se lee un irónico: «Yo traigo vinilos porque soy más fashion».

El Periódico

El imperio de la SGAE

¿La SGAE dígame?

Espirítu del aire, colibrí

Sunday, January 17th, 2010

(Gracias, angel paris)

Semilla del sol
eres,
fuego
emplumado,
minúscula
bandera
voladora,
pétalo de los pueblos que callaron,
sílaba
de la sangre enterrada,
penacho
del antiguo
corazón
sumergido.

Cómo colaborar con Haití

Thursday, January 14th, 2010

“30.000, 50.000, 100.000 muertos. Las cifras bailan y el terror permanece. Los haitianos que han sobrevivido al terremoto que arrasó ayer su país claman por la llegada de la ayuda internacional, mientras se despiertan después de haber pasado otra noche en la calle”.

“No hay servicios de emergencia, no hay comida, no hay teléfono, no hay agua, no hay nada”.

Cómo colaborar con Haití
Guerra eterna
Lo de Haití es un desastre natural (no sólo)
Haití, la mínima colaboración